25 abr. 2013

Bitcoin: Ventajas

Hasta ahora, al realizar una compra por Internet  nos encontramos con que para hacerla efectiva, tendremos que facilitar nuestra identidad, número de tarjeta de crédito, pin, dirección. Con lo cual nos arriesgamos a un robo de identidad y a la posibilidad de tener que hacer frente a reclamaciones por compras que no hemos efectuado.

Por otra parte, las empresas de las tarjetas de crédito pueden revertir el pago al proveedor hasta 120 días después de efectuada la operación.
En el caso de Paypal, puede revertirse el pago en un lapso de 60 días.
Los comerciantes deberán asumir la pérdida o iniciar engorrosos trámites de reclamación
Con Bitcoin es como pagar en efectivo. Los intentos de fraude se detectan en el momento.
Toda transacción es definitiva. No se puede revertir. Los comerciantes pueden realizar las entregas con total confianza.

Mientras nuestras tarjetas de crédito suelen cobrarnos cargos por autorización, procesamiento, emisión de tarjeta, por anualidad o mantenimiento de la tarjeta, cargos por estar por debajo o por encima de los límites establecidos, con Bitcoin no ocurre nada de esto ya que la transacción se realiza sin intermediarios. El precio pagado es el acordado entre quien compra y quien vende.

Si alguna vez hemos tenido que realizar una transferencia al extranjero, esta puede tardar cuatro días y hasta una semana, con los costos y comisiones asociados a dicha transferencia. Con Bitcoin es lo mismo hacer un pago en la cafetería de la esquina que pagar por descargar un vídeo o adquirir un producto de un suplidor japonés. La operación será inmediata y la conformidad la tenemos en minutos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario