24 abr. 2013

Bitcoin: Cuál es la trampa?

En la medida en que los medios de comunicación han ido hablando de Bitcoin se ha despertado un cierto interés por la crypto-divisa y a no pocos les asusta este nuevo invento.
En España estamos a vueltas con las preferentes y la gente tiene la epidermis algo sensible en todo lo que se relacione con finanzas y su dinero. Hacen bien.
Pero, esta moneda, que no está respaldada por ningún gobierno, que no tiene a un ente centralizado controlando y vigilando su comportamiento, que está esparcida por toda la red, cómo es posible que desde 2009 al día de hoy haya pasado de valer un céntimo de dolar a los 150 en que se cotiza en MTGox, mientras escribo esta nota? Cuál es la trampa?


Es un esquema Ponzi? No, no lo es. No hay una persona, institución o ente central gobernando Bitcoin. Está controlada por todos y cada unos de los usuario del cliente Bitcoin. Su valor depende de la oferta y la demanda que se genera sobre el mismo y, lo principal, existe un tope predefinido, de los Bitcoin que circularán en el mercado. Ese tope es de 21 Millones de Bitcoin.
El esquema Ponzi se basa en la confianza que depositan los inversores en quien les promete unos rápidos y jugosos beneficios sobre su inversión. Este beneficio sale del propio capital aportado por los inversores quienes corren la voz y atraen a nuevos inversores que inyectan nuevo capital con el que se cubrirán los intereses ofrecidos a los que habían ingresado primero al sistema. Esto seguirá así mientras continúen apareciendo nuevos interesados. Bitcoin no tiene nada que ver con esto. Estamos hablando de una moneda que empleamos  para comprar bienes y servicios, como medio de ahorro y atesoramiento de riqueza o para intercambiarla por  dinero fiduciario si así lo deseamos.
El secreto del éxito de Bitcoin está en el entusiasmo y rápida aceptación por parte de los usuarios de la red, así como de quienes ven en Bicoin todas las características de una divisa que no pierda valor con el paso del tiempo al estar descentralizada, ser divisible, fácilmente transferible, imposible de falsificar, imposible el hacer pagos duplicados y que las transacciones se confirman en minutos. No depende del valor de futuros de commodities (oro, plata, etc), tiene valor por si mismo para sus usuarios y su precio depende de la oferta y la demanda.
Todo el código de Bitcoin es abierto y cualquier persona con conocimientos de informática puede acceder a él y verificar su fiabilidad.
Bitcoin,  plantea toda una revolución en el sistema financiero dado que cada quien puede ser su propio banco. Las transacciones son anónimas, sin intermediarios, persona a persona de forma directa y no son reversibles. Una vez realizado el pago no se puede revertir, con lo que el vendedor de un servicio o un bien tiene el pago asegurado.
Se abre todo un mundo de posibilidades a pequeños empresarios, emprendedores, artistas y a quien quiera hacer negocios a escala local, nacional o mundial, sin necesidad de contar con un intermediario que gestione cobros con tarjetas de crédito.
Permite el acceso a las comprar de internet a una inmensa mayoría de personas que no cuentan con tarjetas de crédito. Las donaciones que queramos hacer a grupos humanitarios o instituciones sin fines lucro llegarán directamente a su destino sin pasar por manos de terceros que gestionen ese dinero.
Si bien es cierto que poner nuestros ahorros en Bitcoin es un riesgo en este momento, vale la pena tener un ojo puesto en su evolución e ir pensando en la forma de sacar provecho de esta maravillosa herramienta para dinamizar nuestro negocio y crear otros nuevos.
Trampa no hay ninguna, posibilidades de dar un vuelco a la manera en que hemos venido entendiendo el mundo del dinero: muchas.
Os invito a que investiguéis, bajes uno de los múltiples monederos que existen y vayáis experimentando el mundo del Crypto-Dinero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario