18 dic. 2013

Bitcoin y Libertad

http://www.tropicalpost.com/
Quienes se acercan a Bitcoin descubren pronto que está muy ligado a la libertad. No hay un ente regulador que dirija el flujo y valor de esta criptodivisa, ningún ente público o privado posee control sobre Bitcoin. Emplear este medio de pago es una decisión de cada individuo y su probable éxito o posible fracaso está condicionado a la aceptación que tenga por parte del mercado, es decir, de cada uno de nosotros.
Si fracasa, no habrá gobierno o estado al que acudir gimoteando. Es decisión de cada quien invertir en esta tecnología y por ello es importante informarse debidamente de sus riesgos y bondades. Muchos gobiernos, así como la Autoridad Bancaria Europea han alertado, con temprano celo, sobre los posible riesgos de adquirir la unidad monetaria de Bitcoin. Lástima que no hubiesen hecho lo mismo con el caso de las preferentes. Espero que se queden ahí, en avisar de los riesgos y que dejen a los ciudadanos elegir, libremente, si desean asumirlos o no.


Bitcoin no fue creado por ningún gobierno y su fuerza radica en el respaldo que le está brindando la gente. Este novedoso sistema de pago basado en la criptografía está gestionado por la red mundial de ordenadores personales fuera del alcance de la FED y de los bancos centrales gubernamentales.
Regular Bitcoin es como regular el intercambio de música por internet. Al ser un proceso descentralizado, no estar sometido a ninguna autoridad, es su mayor fuerza y es lo que le convierte en un paradigma de libertad.
Quienes adquieran bitcoins deben hacerlo bajo la premisa de que puede quintuplicar su valor en pocas semanas o irse a cero en pocos días.
Después de superar ligeramente los 900 euros, estamos viendo como su valor desciende a los 390 euros. Hay diversas opiniones sobre el por qué sucede esto. La de mayor consenso es la que incide en las barreras que el gobierno chino está poniendo a las transacciones con Bitcoin. Es de hacer notar que China ostenta el puesto 136 en el Indice 2013 de Libertad Económica con 51,9 puntos.  Hong Kong y Suiza obtienen 89,30 y 81 puntos respectivamente, ocupando así el primer y quinto puesto de esta clasificación. Y el mismo contraste lo encontramos cuando China obstaculiza la implementación de Bitcoin como medio de pago mientras Suiza estudia aceptarlo como moneda extranjera.
A Bitcoin le queda mucho camino por recorrer y a pesar de que los medios de comunicación se centran en lo voluble de su precio, es mucho más importante centrarse en ver lo que está ocurriendo a su alrededor, las inversiones que se están realizando en brindar servicios de apoyo, tanto en software como en hardware, al sistema de transacciones con Bitcoin, el creciente número de establecimientos que  lo aceptan al día de hoy  como medio de pago y el que, pese a la complejidad que implica aun hoy su empleo, el número de monederos y usuarios no deja de crecer.
Bitcoin inicia una nueva forma de realizar pagos, más rápido, más seguro, más barato y muchos, como en el caso de JPMorgan, ya lo han entendido así.
No hay vuelta atrás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario